top of page
Cuadernos lindos

¿Qué es la disgrafía?

La escritura es una habilidad de gran complejidad que involucra una serie de procesos neurocognitivos y motrices. La disgrafía se refiere a las dificultades que surgen cuando alguno de estos procesos se encuentra alterado.

Disgrafía

A pesar de la diversidad de teorías que existen sobre los modelos de procesamiento, podemos decir que hay un consenso general sobre los procesos cognitivos que intervienen en la escritura, y son los siguientes:

a) Procesos de composición: Estos procesos son los más complejos y metacognitivos. Implican la planificación del mensaje a escribir, tomando decisiones sobre su propósito y contenido. En esta fase, se distinguen subprocesos como la generación de información, donde se establecen metas y se crea el contenido del texto. Luego, la selección y organización de la información se encarga de dar claridad y coherencia al texto, utilizando estructuras jerárquicas adecuadas. Finalmente, las tareas de revisión son esenciales para mejorar el texto y pueden incluir la evaluación y corrección de aspectos léxicos, sintácticos y ortográficos.

b) Procesamiento sintáctico: Al escribir, se seleccionan y combinan palabras para formar oraciones con sentido completo. Esto implica elegir la estructura gramatical apropiada, como el tipo de oración, el uso de frases simples o subordinadas, y la disposición de las palabras funcionales para conectarlas con las palabras de contenido. Además, se utilizan diferentes tipos de párrafos y marcadores textuales para transmitir ideas de manera efectiva, y la puntuación adecuada para representar aspectos prosódicos y marcar pausas y finalización de oraciones.

c) Procesamiento léxico: Aquí se distinguen dos vías de acceso al léxico en la recuperación de palabras escritas. La ruta léxica (visual, directa o superficial), que recupera el léxico ortográfico, y la ruta fonológica (indirecta), que establece la correspondencia entre sonidos y grafemas. Factores como la frecuencia de la palabra, su longitud, estructura silábica y conocimiento morfosintáctico influyen en la recuperación ortográfica.

d) Procesos motores: Estos procesos son específicos de la escritura y se dividen en alógrafos y patrón motor gráfico. Los alógrafos representan las diferentes formas en que se pueden presentar las letras (mayúsculas, minúsculas, manuscritas, de imprenta, cursivas, etc.). El patrón motor gráfico implica coordinar movimientos musculares para escribir de manera fluida y seguir convenciones como la dirección de la escritura, los espacios entre palabras y la distribución de caracteres.


Clasificación de las disgrafías

Como ya hemos mencionado, la disgrafía se refiere a una serie de dificultades particulares relacionadas con diversos procesos de la escritura que pueden experimentar alteraciones. Estas dificultades se pueden clasificar en dos categorías: disgrafía evolutiva y disgrafía adquirida.

Disgrafías evolutivas

Algunos niños, a pesar de tener una inteligencia normal, ambiente familiar y socioeconómico adecuados, sin problemas perceptivos y motores y con escolaridad suficiente tienen especial dificultad para aprender a escribir.

Actualmente, el término disgrafía no se incluye en el DSM-V (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) sino que se describe como un Trastorno Específico del Aprendizaje, dentro de los trastornos del neurodesarrollo, que se caracteriza por una dificultad de la expresión escrita y que puede tener diferentes niveles de gravedad (leve, moderada o grave). En consecuencia, el manual tampoco hace distinción de tipos de disgrafías; aún así, y siguiendo con el modelo de doble acceso al léxico, podríamos distinguir tres tipos de disgrafía:

a) Disgrafía fonológica: Implica dificultades en la conversión fonema-grafema y en la segmentación léxica con uniones de palabras y fragmentaciones.

b) Disgrafía superficial: Se relaciona con errores ortográficos y también puede llevar a errores en homófonos.

c) Disgrafía mixta: Incluye errores en ambas rutas de acceso al léxico, lo que resulta en errores fonológicos y ortográficos.

También, podemos encontrar una disgrafía relacionada con problemas motores, con una grafía deficiente debido a inmadurez en la psicomotricidad fina y una disgrafía de los procesos de composición que pueden manifestarse como dificultades para componer textos escritos, con errores gramaticales y de puntuación en la elaboración de frases, organización pobre o inadecuada de los párrafos y falta de cohesión y coherencia en la producción textual.

Disgrafías adquiridas

Se refiere a la pérdida de los procesos de la escritura adquiridos con anterioridad, debida a una lesión neurológica. Las causas más comunes incluyen accidentes cerebrovasculares, traumatismos craneoencefálicos y enfermedades degenerativas.

Se pueden clasificar según el proceso de la escritura afectado por la lesión:

a) Disgrafías en los procesos de planificación: las personas con afasia dinámica central o afasia motora central presentan lesiones en el área frontal izquierda anterior a la zona del lenguaje, lo que les produce graves dificultades para planificar lo que quieren decir o escribir, no consiguiendo redactar, aun pudiendo escribir palabras o frases estereotipadas y leer correctamente con buena comprensión.

b) Disgrafías agramaticales o sintácticas: en la afasia de Broca, las lesiones en esta área producen alteraciones estructurales en el orden de los constituyentes de la oración y omisiones de palabras, sobre todo las funcionales (artículos, conjunciones, preposiciones…) y en los morfemas flexivos (género, número, tiempo y persona verbales…); y en la afasia de conducción también se encuentran dificultades en la construcción de estructuras sintácticas, sobre todo en las largas, debidas a su escasa capacidad de memoria a corto plazo.

c) Las disgrafías centrales afectan al nivel léxico o de producción escrita de las palabras y se clasifican, a su vez, según la vía de acceso al léxico alterada:

  • Fonológica si el trastorno afecta a los mecanismos de conversión fonema-grafema, manifestando su dificultad cuando tienen que escribir pseudopalabras y, sin embargo, son capaces de escribir palabras de las que tengan representación ortográfica.

  • Superficial, la afectación se manifestaría en la dificultad de recuperación de los patrones ortográficos de las palabras como ocurre con las irregulares y las homófonas o las poligráficas, escribiendo sin dificultad pseudopalabras y palabras regulares.

  • Profunda, que tendría afectadas las dos vías de acceso al léxico y sus errores más característicos son los semánticos como por ejemplo escribir luna por estrella. También hay autores que describen la disgrafía semántica como aquella en la que los pacientes pueden escribir al dictado pero no comprenden el significado de lo escrito.

d) Las disgrafías periféricas son causadas por una lesión en los procesos posteriores al acceso léxico e implican trastornos motores, apraxia de la escritura, con una gran variedad de síntomas dependiendo de la localización de la lesión.

Intervención Logopédica de la Disgrafía

En el contexto de la intervención logopédica, se destaca la importancia de un diagnóstico preciso en el tratamiento de la disgrafía. En ocasiones, se ha incurrido en el error de limitarse a etiquetar o describir las dificultades de la escritura sin profundizar en los procesos subyacentes. Por lo tanto, resulta esencial identificar con precisión cuáles son los procesos afectados y de qué manera lo están.

La intervención logopédica en el tratamiento de la disgrafía debe ser específica y progresiva. No se limita únicamente a abordar los aspectos formales y ortográficos, sino que también incluye la planificación y composición de textos. Desde el inicio del tratamiento, se enfoca en la comunicación, resaltando el valor de la escritura como un medio para transmitir mensajes. 

En la práctica, esto se traduce en programas de tratamiento adaptados a cada proceso de escritura afectado. Este enfoque personalizado se basa en un análisis detallado de los datos de evaluación. Solo a través de esta aproximación precisa se puede lograr una intervención logopédica efectiva para la disgrafía, abriendo las puertas a una mejora significativa en las habilidades de escritura de quienes lo necesitan.


Bibliografía:

  • Guía de intervención logopédica en la disgrafía (Trastornos del lenguaje. Guía de intervención nº 3) por María Peñafiel Puerto

Entradas relacionadas

Comments


bottom of page